miércoles, 23 de enero de 2008

::: Elfos, Hadas, Gnomos ...

Desde tiempos inmemoriales han existido historias que corren de boca en boca cual pistachos, en las que se relatan las correrías de esos seres elementales que protegen la naturaleza de las ávidas manos del hombre. Elfos de pelo lacio, hadas y gnomos juguetones.


Muchos han sido los que han intentado salir en su busca pero muy pocos lo que han conseguido plasmar ese universo paralelos y eso es precisamente lo que les vamos a mostrar hoy.

En esta dramática imagen vemos a la señora Judith Lucrecia Topanga intentando aplacar los malos ánimos del elfo que de buenas a primeras, apareció sobre el montón de leña que la señora estaba cortando para la hoguera en la que iban a tostarle los pelos al cerdo de la matanza, en la pedanía de Cuescos del Arzobispo, provincia de Zamora.

Judith se encontraba con el hacha en la mano cuando de buenas a primeras y tras una humareda repentina, apareció este elfo que le gritaba que estaba haciendo daño a la naturaleza cortanto tanta madera y que existiendo como existen otras alternativas como las bombonas de butano hiciese mas uso de la tecnología.

El susto que se llevó la buena señora hizo que se pusiera a lanzarle piedras al pobre elfo que tupo que protegerse con una palangana que le quitó a la hermana de la señora Judith, Meredith Yuleima Topanga, muy conocida en el pueblo por haber practicado modelaje para el conocido videojuego Resident Evil 4, rodado íntegramente en los bosques de Zamora y en el que encarnaba a uno de los zombis de la entrada de la aldea.

El elfo, de nombre Rodolfo, tuvo que ser escoltado por la guardia cerril ante el acoso de las dos hermanas, y pasó la noche en el cuartelillo del pueblo donde se recupera a base de bocadillos de cecina.

1 comentario:

Pitito Ridruejo dijo...

Acojonante testimoño. Sólo dos cosas que añadir:

1) Recuperarse a base de bocatas de cecina es algo a lo que me apunto

2) Si lo de David el Gnomo fuese verdad, entonces se hablaría de él y no de las nécoras...

XD

A ver qué dan de comer en Albaceteeeee...